Trucos para instalar tu oficina en casa de forma barata y sencilla

Desde que vivimos esta nueva situación, muchos de nosotros hemos tenido que trabajar en espacios improvisados en casa y para eso hemos tenido que adaptar a nuestra casa creando espacios multidisciplinares en los que han convivido momentos productivos con momentos de ocio.

Pero para que tus horas de trabajo sean realmente productivas hay que establecer rutinas, horarios y pausas. Además es muy importante disponer de un pequeño espacio para trabajar (te vamos a enseñar a hacerlo) y MUY IMPORTANTE, prohibido trabajar en pijama.

Analiza el espacio y la luz

Lo primero que debemos hacer es buscar una zona en la que nos sintamos cómodos y en la que podamos mantener la concentración durante el tiempo que vamos a dedicar a trabajar en casa. Ten en cuenta que debe ser una zona en la que puedas tener un bajo nivel de distracción, una correcta iluminación y que esté ordenada.

La luz es un elemento básico. Es vital que la zona de trabajo que elijas tenga una buena iluminación. En la medida de lo posible esta iluminación será natural y además deberás reforzarla con una buena luminaria de escritorio para trabajar sin tener que forzar tu vista.

Ordena tu espacio de trabajo

Para trabajar en casa necesitarás una mesa de tamaño adecuado y sobre todo una buena silla para mantener una correcta higiene postural. Si ya tienes silla de despacho fenomenal y si no es así busca por casa una que recoja bien tu espalda y que se adapte a tus dimensiones.

Si no tienes mesa puedes crear una a partir de un caballete, son bastante practicas y luego pueden guardarse de forma cómoda de no ser necesarias.

Trabajar en un espacio ordenado es fundamental. Para mantener el orden necesario os aconsejo que utilices elementos como cajas, guarda bolígrafos o pequeñas bandejas decorativas que tengáis. La idea es crear un agradable entorno home office. Sin duda ahora puedes aprovechar para trabajar en el entorno que te resulte más agradable.

Juntos pero no revueltos

Ya sé que con el tamaño actual de nuestras casas, el poder disponer de un espacio de trabajo independiente es muy complicado. Pero siempre hay trucos.

Intenta tener una puerta que separe el espacio de trabajo del resto de la casa. Si esto no es posible, sitúa unas estanterías, unas plantas, incluso un perchero! crea con cosas que tengas en casa una separación que te permita no perder tu concentración.

Mantén tu espacio limpio

En casa nos toca a nosotros os mantener nuestro espacio de trabajo por lo que el orden y la limpieza serán tareas prioritarias. De esta forma, si limpiamos con un buen desinfectante nuestra zona de trabajo sabremos que éste quedará libre de gérmenes y de virus y trabajaremos en un entorno más saludable.

Con estos pequeños consejos podremos conseguir un lugar para trabajar cómodo, funcional y práctico que nos ayude a poder tener un buen lugar de trabajo de manera temporal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *